Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
Editorial
¿Podemos los profesionales cambiar decretos?
Josep Basora Gallisà

Presidente de la semFYC.

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Coordinador de Formación e Investigación. DAP Tarragona - Reus. ICS.

IDIAP Jordi Gol i Gurina.
Salvador Tranche Iparraguirre
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Presidente de la semFYC
Junta Directiva de la semFYC
  Resultado: 
  5 votos
Ver el artículo en PDF Ver el artículo en PDF Ver el artículo en PDF

A estas alturas ya podemos decir que la presencia en 2012 de semFYC en los medios de comunicación ha quedado afortunadamente marcada por la Red de Objetores de Conciencia1. Escribo «afortunadamente» porque hay asuntos en los que es preciso alzar la voz, asuntos donde las organizaciones y las personas muestran su alma, su grado de compromiso con la sociedad en la que están. Y en esas ocasiones el papel amplificador de los medios sigue siendo esencial. Queríamos y queremos que los ciudadanos conocieran de primera mano que un buen número de médicos de familia estamos en completo desacuerdo con una ley injusta que retira la asistencia a los inmigrantes sin papeles y también las razones por las que hemos decidido objetar. Y muchos objetamos porque creemos que la nueva norma (RD 16/2012) genera un grave conflicto ético entre dos lealtades que chocan: la que debemos al Servicio de Salud y la que merece el paciente. El análisis ético que realizó nuestro Grupo de Trabajo de Bioética concluía que esta medida vulnera gravemente los principios éticos de beneficencia, justicia y no maleficencia2. La presentación a la prensa de dicho informe nos pareció el momento más idóneo para anunciar la puesta en marcha de la Red de Objetores de Conciencia y su localización en nuestra web. Desde entonces, se han inscrito más de 2.100 profesionales1.

 

Una rueda de prensa, varios comunicados, dos encuentros digitales (El País/Diario Médico), una tribuna en la web de El País3, gestión de numerosas entrevistas en prensa, radio y televisión... Nos hemos empleado a fondo, pero había que significarse. No obstante, huelga decir que el objetivo de esta iniciativa no era ni es el éxito mediático, sino que este ayude a conseguir otra finalidad: alcanzar el compromiso de las autoridades de dar marcha atrás a la ley, de modo que podamos cumplir con nuestra obligación ética y humanitaria de atender a nuestros pacientes. Y era y es para ello imprescindible el concurso de los medios; era preciso hacer llegar algunos mensajes a nuestras autoridades y al resto de la sociedad. Tratamos personas, no asegurados fue el titular de portada del diario El País (27 de abril) y un mensaje que fue calando en muchas publicaciones de la mano de semFYC4. En el mismo medio, aprovechamos una tribuna de opinión para recordar también que Desaparece la tarjeta, no el paciente (17 de julio). Dos mensajes que además tuvieron especial seguimiento y apoyo en las redes sociales (Facebook y Twitter).

 

Desde las primeras noticias en abril hasta la última recogida en Cinco Días (28 de octubre), cerca de 400 crónicas dan cuenta, a lo largo de varios meses y en todo tipo de medios, del interés de nuestra sociedad por denunciar los aspectos insolidarios del Real Decreto. Aparte de la presentación del análisis ético y de la Red de Objetores, la cobertura se ha mantenido gracias a los apoyos crecientes a nuestra iniciativa expresados por otras sociedades científicas y colegios (SEMI, OMC), sindicatos (CC.OO.) y algunas comunidades autónomas (CC.AA.), como el País Vasco y Andalucía.

 

En la misma línea, en agosto fuimos nosotros los que sumamos esfuerzos con otros grupos. Así manifestamos, a través de los medios, nuestro apoyo a la campaña «Derecho a curar» de Médicos del Mundo, Amnistía Internacional y la Red Acoge, que denunciaba la decisión del Gobierno como una «violación de los Derechos Humanos». En septiembre, elaboramos un comunicado de prensa junto con la Asociación Española de Neuropsiquiatría, poniendo el acento en los riesgos de dejar sin atención continuada a los enfermos mentales «sin papeles». Nuestro papel no se ha limitado a la denuncia sin más, también aportamos propuestas: la de un paquete básico de servicios que incluyera Atención Primaria (AP). Hicimos saber a través de la prensa que desde semFYC nos parecía que ofreciendo al inmigrante irregular un mínimo «decente» que incluyera AP, actividades preventivas, atención a la discapacidad, urgencias y la prescripción de medicamentos esenciales podríamos resolver la mayoría de los problemas de salud que padece esta población.

 

Resultaría imposible detallar aquí la relación de medios de gran alcance e influencia —generales y especializados— que se han hecho eco de nuestros mensajes. Baste decir que hasta una veintena de noticias se localizan solo en El País, catorce en El Mundo, que numerosas revistas y todos los informativos de radio y televisión (nacionales y regionales) han contado con especialistas de Medicina Familiar y Comunitaria que han contribuido a que nuestra voz se escuchara alto y claro en esos días; a todos ellos, la gratitud y el agradecimiento de nuestra sociedad. De la nueva alianza con Médicos del Mundo, también generó noticias en Al Jazeera, Le Monde, BBC, Chicago Tribune, L’Humanité, La República, Il Manifiesto y un sinfín de medios latinoamericanos (ecuatorianos, argentinos, bolivianos y brasileños) así como la comunidad médica internacional en referencias indirectas en el British Medical Journal y el New England Journal of Medicine.

 

Podemos decir en estos momentos que se puede seguir atendiendo a personas sin permiso de residencia como antes del Real Decreto 16/2012 en 11 servicios de salud autonómicos, y con dificultades en Cantabria, Aragón, Rioja, Baleares, Valencia y Extremadura. Hay un mapeo desigual en el acceso a pruebas complementarias, financiación de medicación y derivación a otras especialidades. Algunas CC.AA. siguen sin aplicar el RD —como Andalucía, Asturias, Catalunya y Euskadi—, mientras que otras —como Canarias, Castilla-La Mancha o Galicia— han elaborado normativas que moderan la aplicación del RD. Probablemente en este momento, la limitación más importante sea el acceso a los medicamentos que en esta población es clave, sobre todo para patologías con relevancia en la Salud Pública, y esto no está resuelto en buena parte de España poniendo en peligro egoístamente al resto de la sociedad.

 

Podemos estar orgullosos de seguir en la brecha en beneficio de nuestros pacientes y de haber sabido no solo despertar el interés de los medios de comunicación para denunciar lo que merece ser denunciado, sino además de haber sido capaces de transmitir nuestra idea de que precisamente es en tiempos de crisis como los actuales, cuando más presentes hay que tener los principios y valores que definen la labor del médico de familia. Sin embargo, todos nuestros esfuerzos habrán sido y serán baldíos si no estamos atentos y monitorizamos la situación en nuestras consultas, en ello va nuestro compromiso de Junta Directiva de no cesar en nuestras actuaciones hasta un cambio del RD 16/2012, denunciando mientras tanto todo lo que se arbitre en contra de la adecuada dedicación a nuestros pacientes5.

 

Bibliografía

  1. http://objecion.semfyc.es/
  2. http://www.semfyc.es/pfw_files/cma/noticias/noticia/analisis_etico_retirada_asistencia_sanitaria.pdf
  3. http://elpais.com/sociedad/2012/07/17/actualidad/1342519227_156936.html
    http://www.semfyc.es/es/componentes/ficheros/descarga.php?MTEyMDk%3D
  4. http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/04/26/actualidad/1335468837_751700.html
    http://www.semfyc.es/es/componentes/ficheros/descarga.php?MTEwMzA%3D
  5. http://www.amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=1050

Al cierre de este número nos llega la excelente noticia de que un auto del Tribunal Constitucional avala la atención sanitaria universal: http://politica.elpais.com/politica/2012/12/17/actualidad/1355747839_925962.html