Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
Caso clínico
Diabulimia
Andrea Martínez Baladrón
Residente de Medicina Familiar y Comunitaria
CS de Porriño. Pontevedra
Francisco Javier García Soidán
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
CS de Porriño. Pontevedra
  Resultado: 
  3 votos

Puntos clave

  • Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), aun siendo más frecuentes en pacientes adolescentes, también pueden presentarse en otros perfiles de pacientes.
  • Una situación especial la constituyen los pacientes jóvenes con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 1 (DM 1) que presenta descompensaciones glucémicas frecuentes. En ellos se debe sospechar diabulimia.
  • La diabulimia consiste en la manipulación de las dosis de insulina para conseguir la pérdida de peso.

 

Motivo de consulta

La paciente acude de urgencia por presentar náuseas, sin vómitos, y dolor abdominal desde hace 2 horas, sin sensación distérmica ni síndrome miccional. Recientemente ha recibido tratamiento con fosfomicina 3 g, dosis única, por sospecha de infección del tracto urinario.

 

Características de la persona

Mujer de 36 años. Casada, sin hijos. De profesión auxiliar de enfermería, aunque no trabaja en el momento actual. Es pensionista por incapacidad debida a complicaciones de la DM 1.

 

Antecedentes familiares

 

Es la tercera de cuatro hermanas, las demás sanas. Padre con diabetes mellitus tipo 2 y cáncer de pulmón. Madre sana. Abuelos paternos fallecidos en accidentes. Abuela materna fallecida por cáncer ginecológico, abuelo materno fallecido a edad avanzada, padecía DM 2.

 

Antecedentes personales

 

Menarquía a los 11 años. Ovario poliquístico.

 

Traumatismo craneoencefálico a los 14 años con ingreso para observación, sin consecuencias.

 

DM 1 diagnosticada a los 19 años, con mal control glucémico, precisando varios ingresos. Microangiopatía diabética. Polineuropatía periférica sintomática. Mala adherencia al tratamiento por rechazo de la enfermedad.

 

TCA de tipo restrictivo-purgativo desde los 20 años.

 

Insomnio de años de evolución, relacionado con su TCA.

 

Tratamiento domiciliario

 

Insulina glargina 14 UI por la mañana, insulina aspart (6-4-4), pregabalina 75 mg cada 8 horas, sertralina 100 mg por la mañana, topiramato 100 mg por la noche, clonazepam 2 mg por la noche.

 

Formación temprana de la hipótesis

  1. Lo más probable es que se trate de una nueva descompensación hiperglucémica, dado el mal control glucémico habitual de la paciente.
  2. Podría tratarse de una pielonefritis, dado el antecedente reciente de infección urinaria.

 

Diagnóstico diferencial

Descompensación hiperglucémica

 

Pielonefritis

 

Gastroenteritis

 

Embarazo

 

Diagnóstico del problema

Exploración física

 

Constantes: presión arterial (PA) 131/84 mmHg, frecuencia cardíaca (FC) 90 lpm, temperatura (Tª) 36,4º C.

 

Puntuación en la escala de Glasgow: 15. Aspecto desnutrido, palidez cutánea. No hay signos de deshidratación, ni aliento cetónico ni cuerpos cetónicos en la tira de orina.

 

Auscultación cardiopulmonar: rítmica, sin soplos. Murmullo vesicular conservado.

 

Abdomen blando, depresible, leve molestia a la palpación del epigastrio, sin defensa. Signos de Murphy y Blumberg negativos. No se palpan masas ni megalias. Puño-percusión renal negativa.

 

Resto de la exploración física sin hallazgos.

 

Glucemia capilar: «hi» (high: alto; la glucemia es más alta de lo que el glucómetro es capaz de medir, generalmente 500-600 mg/dl).

 

Decisiones terapéuticas

Perfusión de insulina y suero salino.

 

Traslado de la paciente al servicio de urgencias hospitalarias.

 

Explicación del problema

La paciente reconoce haberse saltado varias dosis de insulina por miedo a que la hicieran ganar peso. Además, ha sufrido varios episodios de «atracones» de comida, desencadenados por un problema familiar y refiere haber presentado múltiples episodios de hipoglucemia últimamente.

 

Los TCA parecen ser más frecuentes en los pacientes con DM 1 que en la población general, especialmente en chicas adolescentes1. En nuestro caso, estos trastornos aparecieron en la adolescencia y se han cronificado.

 

La DM es una enfermedad en la que la dieta y el peso corporal son un foco de gran atención. En estos pacientes pueden surgir conflictos relacionados con la imagen corporal, la autonomía, la dependencia, la baja autoestima y el estrés intrafamiliar2.

 

La existencia de diabetes en los TCA ha dado lugar a una nueva patología, llamada diabulimia, basada en la manipulación de las dosis de insulina para conseguir la pérdida de peso. Es frecuente la omisión de las dosis de insulina en un intento de reducir el peso corporal, lo que contribuye al mal control glucémico y al riesgo elevado de complicaciones.

 

A corto plazo, un mal control puede manifestarse en síntomas recurrentes de hiperglucemia como sed o cansancio, frecuentes episodios de cetoacidosis o hipoglucemia, llegando a producir incluso pérdida de conocimiento si es grave. A largo plazo, aumentan las complicaciones físicas de la diabetes, tales como retinopatía, nefropatía o neuropatía.

 

La manipulación de la insulina en los TCA eleva la mortalidad3.

 

Los miembros del equipo profesional involucrados en el cuidado de pacientes con DM 1 deben estar atentos a la aparición de casos de TCA y a la manipulación de la insulina. Se recomienda que, en caso de sospecha, se lleven a cabo las tareas diagnósticas pertinentes y se contacte con el departamento de psiquiatría para llevar a cabo la terapia oportuna1.

 

Aportación del caso a la práctica habitual del médico de familia

Es necesario mantener al día los conocimientos sobre los avances médicos, más aún acerca de nuevas patologías, dado que el desconocimiento de una enfermedad impedirá pensar en ella a la hora de establecer un diagnóstico diferencial.

 

Una de estas patologías «novedosas» es la diabulimia, que debe sospecharse en pacientes jóvenes que padezcan DM 1 y presenten descompensaciones frecuentes (tanto hiperglucémicas como hipoglucémicas).

 

Resumen

Se trata de una mujer, de 36 años, que padece TCA y DM 1, con muy mal control glucémico debido a que manipula las dosis de insulina con el fin de no ganar peso. Es necesario un abordaje multidisciplinar triple: el bio-psico-social del médico de familia, el psicoterapéutico del equipo de salud mental y el endocrinológico para una buena evolución de esta paciente.

 

Bibliografía

  1. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Diabetes mellitus tipo 1. Guía de Práctica Clínica sobre Diabetes mellitus tipo 1. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-Osteba; 2012. Guías de Práctica Clínica en el SNS: OSTEBA n.º 2009/10.
  2. Gussinyé S, García-Reyna N, Gussinyé M, Bargada M, Bielsa A, Tomas J, et al. Trastornos de la conducta alimentaria en la diabetes mellitus tipo 1. Revisión bibliográfica. Endocrinol Nutr. 2004;51(6):374-9.
  3. Bolaños P. Diabetes y trastornos de la conducta alimentaria: «Utilización» de la insulina. Trastornos de la conducta alimentaria. 2009;9:998-1005.

 

Lectura recomendada

«Manejo de la diabetes mellitus tipo 1 en situaciones especiales». Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Diabetes mellitus tipo 1. Guía de Práctica Clínica sobre Diabetes mellitus tipo 1. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-Osteba; 2012. Guías de Práctica Clínica en el SNS: OSTEBA n.º 2009/10.

Explica el manejo de la diabetes mellitus tipo 1 en diversas situaciones (diabulimia, embarazo, trastornos psicológicos, adolescencia...).


AMFj2016;5(3):3
AMF 2016;12(6):1660 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521