Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
Inocentadas
Benditas novedades terapéuticas
Santiago Machín Hamalainen
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
CS General Ricardos. Madrid
  Resultado: 
  19 votos

La mayoría de las enfermedades crónicas viven con nosotros de manera silenciosa y se cobran víctimas cuando menos se espera. Gracias a los comités de expertos, que proponen criterios diagnósticos cada vez más ajustados, podemos tratar las enfermedades antes, incluso, de que aparezcan. Por eso, la detección y los tratamientos precoces salvan vidas1,2.

 

Se especula que las nuevas recomendaciones de la ALDA (American League of Diabetes for All) y de la LPfAA (Lower Pressure for All Association) supondrán un nuevo enfoque a la hora de tratar algunas enfermedades crónicas.

 

A lo largo del artículo repasaremos algunas de las novedades que veremos publicadas próximamente:

 

Diabetes mellitus tipo 2 (DM2)

Con los nuevos criterios diagnósticos (tabla 1) que propondrá la ALDA para el 2019 se planteará una terapia precoz para la DM2 y así se prevendrán todas las secuelas que su descontrol implica.

 

Tabla 1. Nuevos criterios diagnósticos de DM2

(elaboración del autor según las recomendaciones previstas de la ALDA para el 2019)

Glucemia en ayunas

≥ 120 mg/dL

HbA1C

≥ 6 %

Glucemia en cualquier momento

> 160 mg/dL

SOG (a las 2 h)

> 160 mg /dL

HbA1C: Hemoglobina glucosilada; SOG: sobrecarga oral de glucosa.

 

Las nuevas moléculas, creadas en los últimos años, han logrado desbancar a las arcaicas sulfonilureas con todos los efectos secundarios que acarreaban y la escasa utilidad que tenían3. Recordar especialmente las graves hipoglucemias4 y el gran incremento de peso que producían a los pacientes. Queda un pequeño reducto de médicos que todavía las prescriben; no se sabe si es porque no han sabido adaptarse, o porque no se han preocupado en formarse adecuadamente.

 

Los fármacos innovadores que existen para el correcto manejo de la DM2 han demostrado, sin lugar a dudas, la disminución de la HbA1C y por ello sabemos que son el mejor tratamiento para dicha enfermedad5.

 

Para atajar algunos focos críticos, grupos de expertos han buscado utilidades a los efectos secundarios de algunos medicamentos para que sean, incluso, deseables. Como caso concreto: se ha comprobado que los pacientes que toman inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2), y mingitan en los jardines de sus urbanizaciones, contribuyen al crecimiento de la flora comunal. 

 

Pero no solo se habla de nuevas opciones terapéuticas, también se plantea el uso precoz de las moléculas ya existentes combinadas con algunas bebidas refrescantes (por ejemplo, la fantagliptina, o la metforcola). Dado que el uso de las mismas se asocia a la aparición de DM2, y la enfermedad se asocia a un aumento de gasto sanitario por su evolución y secuelas ¿por qué no tratar antes de que aparezca ninguna de ellas? No estaríamos gastando, sino ahorrando y salvando vidas.

 

Hipertensión arterial

La LPfAA también reconoce que las nuevas guías de la American College of Cardiology y de la American Heart Association del 2017 (que definen HTA como tensiones >130/80 mmHg) son exageradas. ¡Exageradamente pusilánimes! El buen control implica el mantenimiento de la presión arterial más baja posible, siendo intolerable una elevación de la misma por encima de 120/80 mmHg. Además, se podría facilitar el diagnóstico con una sola visita al centro de salud y varias maniobras (figura 1). Hacer hincapié en el control de pacientes con: enfermedad cardiovascular, diabetes, deterioro cognitivo y estreñimiento pertinaz (en prevención del temible «ictus valsalvero»). El médico de familia es el profesional que está mejor posicionado para elevar el número de fármacos que el paciente debe tomar en aras de conseguir dicho objetivo6,7. En caso de hipotensiones, la Industria Farmacéutica (IF) ha creado nuevas moléculas para evitar estos efectos adversos (pendientes de patente).

 

Figura 1. Filtración del posible nuevo esquema diagnóstico de HTA

 

Gracias a la innovación constante de la IF se facilitará al paciente la toma de medicamentos con la invención de nuevas polipíldoras que incluirían varios fármacos dentro de la misma cápsula. Todo ello es asumible por la IF, gracias a que la combinación de dichos medicamentos extenderá la patente unos cuantos decenios más allá del vencimiento de las patentes individuales.

 

Hipolipemiantes

No hay discusión posible acerca de los beneficios de tratar a la población en general con una estatina a baja dosis en prevención primaria8. Múltiples estudios han demostrado la seguridad y los beneficios a largo plazo.

 

Actualmente hay dos estudios en curso que marcarán un antes y un después en la terapia con estatinas: 1. Estudio HOPE (Hand One Pill for Everyone): estudio poblacional sobre la eficacia de los suplementos con estatinas en los cereales en la evolución de la enfermedad cardiovascular 40 años después, y 2. Estudio E4S (Ethics 4 Sale): en el cual se evalúa la eficacia a largo plazo de una dosis única intravenosa de un nuevo inhibidor de la PCSK-9 (convertasa de proteínas subtilisina/kesina 9) en el primer año de vida, en hijos de pacientes que han tenido antecedentes en la familia de cardiopatía isquemia casi-precoz (antes de los 75 años de edad).

 

Las guías al respecto no hace falta cambiarlas, tan solo implementarlas en la población en general. Sin dejarse llevar por esa inercia no terapéutica ni los deseos del paciente; dado que mejorar la salud del paciente es el primer fundamento de la medicina.

 

Conclusión /Discusión

La población no desea agotarse física y mentalmente cambiando sus hábitos higiénico-dietéticos y nuestro deber, como profesionales, es respetarlo. Si el paciente quiere tomar una pastilla, se la damos. Modificar los estilos de vida, no solo es una medida cara de realizar y que consume muchos recursos, sino que, además, la utilidad de dichos cambios está en entredicho9.

 

Existiendo alternativas terapéuticas que nos permiten tratar sin esfuerzo (nuestro y de nuestros pacientes) ¿A qué estamos esperando? Hacer demagogia, sobrevalorando los resultados de otras medidas, es perjudicar a la población. El viejo dicho «Conoce lo último y aplica lo penúltimo» está claramente desfasado.

 

El gasto en fármacos y la esperanza de vida han aumentado en los últimos 40 años. ¿Qué otro dato demuestra mejor que es rentable gastar dinero en ellos?

 

Determinados sectores sanitarios, anclados en el pasado y reticentes al uso de nuevos fármacos, han creado la falsa percepción de que los medicamentos me-too son tan solo una repetición de una molécula ya existente. No se dan cuenta de que amplían el abanico de los tratamientos existentes para los pacientes, aumentan la libertad del prescriptor, y estimulan la competición de la IF. Todo ello, como siempre, redunda en beneficio del paciente.

 

No podemos obviar las campañas de desprestigio que ciertos sectores de la Sanidad (principalmente médicos y farmacéuticos de Atención Primaria) han dirigido hacia algunas moléculas innovadoras (algunos ejemplos: aliskireno10, bazedoxifeno11, cerivastatina, telitromicina12, pioglitazona, laropiprant/ácido nicotínico…). En algunos casos fueron retiradas por algún efecto secundario, en otras se relegó su uso a casos muy concretos o fueron cercenadas por el temido visado de inspección. Son casos claros de cómo la desinformación puede retrasar la innovación y el avance de la medicina.

 

Es cierto que algunos efectos secundarios podrían reducir la esperanza de vida en ciertos subgrupos de población, no obstante, podemos considerarlo una inversión para el futuro. Ya en 1859, Charles Darwin publicó su obra On the Origin of Species, en la cual demostró que sobrevive el que mejor se adapta. Y es posible que algunos pacientes no puedan adaptarse a los nuevos medicamentos. La idea parece inquietante y, sin embargo, ya ocurre en el momento actual. ¿Qué profesional no ha retirado una estatina en un paciente que no pudo adaptarse? Pues imaginemos lo mismo, pero en vez de mialgias, mortalidad. Ciertos subgrupos fallecerían, pero no por el fármaco, sino porque tenían una enfermedad y no pudieron adaptarse a la nueva molécula. Lo cierto es que al desaparecer del panorama sanitario, ahorrarían dinero al sistema público e incluso contribuirían a la mejora de la especie.

 

Las novedades terapéuticas no deben ser vistas con recelo, sino con entusiasmo, porque permiten tratar adecuadamente a las personas sanas antes de que estén enfermas. En aras de salvar vidas, se debería promocionar y fomentar el uso precoz de las nuevas terapias desde todos los estamentos.

 

Bibliografía

  1. Fundación contra el cáncer [fecha de acceso 11 de septiembre 2018] Disponible en: http://www.cancerdeprostata.org/prevencion-diagnostico-precoz-y-psa/
  2. Park S, Oh CM, Cho H, Lee JY, Jung KW, Jun JK, et al. Association between screening and the thyroid cancer “epidemic” in South Korea: evidence from a nationwide study. BMJ. 2016 Nov 30;355:i5745. doi 10.1136/bmj.i5745.
  3. ADVANCE Collaborative Group, Patel A, MacMahon S, Chalmers J, Neal B, Billot L, Woodward M, et al. Intensive Blood Glucose Control and Vascular Outcomes in Patients with Type-2 Diabetes. N Engl J Med. 2008;358:2560-2572. doi: 10.1056/NEJMoa0802987.
  4. Mbanya JC, Al-Sifri S, Abdel-Rahim A, Satman I. Incidence of hypoglycemia in patients with type 2 diabetes treated with gliclazide versus DPP-4 inhibitors during Ramadan: A meta-analytical approach. DiabetesRes Clin Pract. 2015 Aug;109(2):226-32. doi:10.1016/j.diabres.2015.04.030. 
  5. Yudkin JS, Lipska KJ, Montori VM. The idolatry of the surrogate. BMJ. 2011 Dec 28;343:d7995. doi: 10.1136/bmj.d7995.
  6. Leelakanok N, Holcombe AL, Lund BC, Gu X, Schweizer ML. Association between polypharmacy and death: A systematic review and meta-analysis. J Am Pharm Assoc (2003). 2017 Nov - Dec;57(6):729-738.e10. doi: 10.1016/j.japh.2017.06.002.
  7. Grupo de Trabajo de Utilización de Fármacos de la semFYC. Recomendaciones sobre el uso de los medicamentos. [Guía de Actualización 11]. Barcelona: semFYC; 2012 [acceso 11 de septiembre 2018]. Disponible en: https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2016/05/Recomendaciones_uso_medicamentos.pdf
  8. Collins R, Reith C, Emberson J, Armitage J, Baigent C, Blackwell L, et al. Interpretation of the evidence for the efficacy and safety of statin therapy. Lancet. 2016 Nov 19;388(10059):2532-2561. doi: 10.1016/S0140-6736(16)31357-5
  9. Sacks FM, Svetkey LP, Vollmer WM, Appel LJ, Bray GA, Harsha D, et al.; DASH-Sodium Collaborative Research Group. Effects on Blood Pressure of Reduced Dietary Sodium and the Dietary Approaches to Stop Hypertension (DASH) Diet. N Engl J Med. 2001;344:3-10. doi: 10.1056/NEJM200101043440101
  10. Muniain Mancisidor A, Daza Asumendi P, Perez Villarroya JC. Nuevos medicamentos a examen. AMF 2013;9 (6):1841.
  11. Servicio Navarro de Salud. Boletín de información farmacoterapéutica de Navarra. FET Número 7 (2011) [acceso 11 de septiembre 2018]. Disponible en: https://www.navarra.es/home_es/Temas/Portal de la Salud/Profesionales/Documentacion y publicaciones/Publicaciones tematicas/Medicamento/FET/2011/FET N 7.htm
  12. Prescrire International. 2007;16(88). [Acceso 11 de septiembre 2018] Disponible en: http://english.prescrire.org/en/8D5E3E4219E9CD603D118310BAE923F6/Download.aspx.
AMF 2018;14(11):2353 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521
Comentarios
ANA HERMINIA VERGARA | 07-01-2019
Genial Santi¡¡¡te has aprovechado de la fecha¡¡¡¡
ELENA VALVERDE | 02-01-2019
Genial!
LUZ DE MYOTANH VAZQUEZ | 31-12-2018
Estimado Santiago, Muchas gracias por este artículo con mezcla de ironía y evidencia. Los médicos de familia tenemos todos estos caballos de batalla de forma diaria. La industria farmacéutica está detrás de todas estas sociedades porque su objetivo es claro: MEDICALIZAR a todo ser que tenga razón. A veces me resulta curioso como nos marcan de desfasados por usar medicamentos que funcionan bien por el simple hecho de que son añosos. Usar lo nuevo no nos hace mejores profesionales. La prudencia es un don dentro del profesionalismo médico. Gracias por tu brillante artículo.
EDILIA MESA | 31-12-2018
Que mejor lectura para una tarde de visita con los peques al lado. Un poco de humor a la vida.
Roberto Mourelle | 31-12-2018
Me ha encantado el tono jocoso.. reconozco que me IVA mosquea do al principio y he pensado que se os había ido la olla. Lo he pedido desde el móvil y quería dar 5estrellas pero al ser desde aquí x error he dado 4... Felicidades x el artículo!!!
Beatriz Rato | 30-12-2018
No daba crédito a lo que estaba leyendo, hasta que he caído en la fecha ¡buena inocentada!
JUAN SALVADOR | 29-12-2018
Estupendo, muy bien. Lo lógico es que desde el nacimiento demos a todos una una multipildora, con una estatina, algún antihipertensivo, un antidiabetico y claro la vitamina D. Aunque a decir verdad poco menos es lo que se pretende,desde la farmaindustria y algunos sectores de médicos "expertos" que de nuevo insisten en que estemos todos hipotensos, hipoglucemicos, etc. En definitiva que consumamos fármacos
JUAN CARLOS ATANCE | 29-12-2018
Excelente propuesta ,aunque la evidencia aaa, es 28.12.18. Sin duda ingenioso
JUAN JOSE NOVO | 28-12-2018
Si seguimos bajando el umbral acordado para definir hiperglucemia e hipertensión o se funden con el de hipoglucemia /hipotension o vamos a acabar adoptando limites inferiores de normalidad inviables con la vida humana
Pablo Pérez | 28-12-2018
Impecable para el día 28 de diciembre :)))
OCTAVIO PASCUAL | 28-12-2018
Lo que más me ha gustado es lo de dar 1000 ml de agua y esperar 30 minutos.
JOSÉ LUIS CASTELLANO | 28-12-2018
Menudo repaso de precocidades suculentas (para la industria): nos sube a la cresta de la ola de los intereses de la big farma, que empuja a su merced la rebaja del umbral de tratamiento para "control" de variables subrogadas, dejando a su merced a una suculenta estela de población de santos inocentes a los que ha "salvado la vida".
Antonio García | 28-12-2018
Pienso que es 28 de Diciembre.
Carlos Parra | 28-12-2018
En honor al día De los Santos Inocentes
Vicente Andrés | 28-12-2018
Demasiado categórico para lo cambiantes que son las ciencias y la práctica médicas. Demasiado profármacoterapia.Si el paciente quiere cambiar de modo de vida ¿quién es el médico para convencerle de que no lo haga?Y respetando la autonomía del pacientea ¿qué hacer cuando no quiera tomar un fármaco?En mi opinión, los fundamentalismos de uno u otro signo son contrarios a la ética asistencial.
Martín López | 28-12-2018
¡¡Bravísimo!!... 28 estrellas.