Power Point
Clinical case
Additional information
Videos
Aquellas pequeñas cosas
Abril 2024
Abril 2024

Eritrasma

DOI: 10.55783/AMF.200406

Lucio Pinto Pena

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CAP Creu de Barberà. Sabadell GdT de Cirugía Menor y Dermatología de la semFYC

Manuel Batalla Sales

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CS Rafalafena. Castelló de la Plana GdT de Cirugía Menor y Dermatología de la semFYC

Lucio Pinto Pena

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CAP Creu de Barberà. Sabadell GdT de Cirugía Menor y Dermatología de la semFYC

Manuel Batalla Sales

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CS Rafalafena. Castelló de la Plana GdT de Cirugía Menor y Dermatología de la semFYC

Definición

Nombre derivado del griego erytros (mancha roja). Es una infección superficial de la piel.

Etiología

Corynebacterium minutissimum, bacteria grampositiva. Forma parte de la flora normal de la piel1.

Transmisión

De persona a persona y a través de artículos de uso personal (ropa, toallas). Poco contagiosa. Más prevalente en comunidades cerradas. Factores coadyuvantes: humedad, calor, higiene inadecuada2.

Clínica y diagnóstico

Adultos. Generalmente asintomática. Estable durante meses. Escaso prurito. Hallazgo casual en bastantes ocasiones. Placas o parches uniformes de color rojizo o tostado, bien delimitados, pero irregulares, con o sin descamación, y que si se aplica la luz de Wood (figura 1), se observa una fluorescencia rojo coral1.

Distribución

Áreas intertriginosas de las zonas de pliegues1 que se describen en la figura 2.

Diagnóstico

Con la luz de Wood se observa una fluorescencia rojo coral2 (figura 1).

La lámpara de Wood (figura 1a) utiliza luz ultravioleta. Tiene un coste medio aproximado de 60-80 euros. Se trata de una exploración incruenta. A oscuras en la consulta, se enciende la lámpara y a una distancia de, aproximadamente, 10-12,5 cm, se buscan cambios de color en la piel. No se necesitan medidas especiales, salvo evitar ponerse cremas o medicamentos sobre la zona de exploración. Normalmente, la piel no brilla bajo la luz ultravioleta. Puede servir de ayuda en algunas infecciones bacterianas como el eritrasma (figura 1b) y también fúngicas, en el vitíligo…

Diagnóstico diferencial

Puede confundirse con las patologías descritas3 en la tabla 1.

Prevención

Medidas de tipo higiénico encaminadas a evitar la maceración y oclusión de zonas intertriginosas. Las siguientes medidas pueden reducir el riesgo de eritrasma: buena higiene, mantener la piel seca, utilizar ropa absorbente y limpia, evitar el calor o la humedad excesivos, mantener un peso corporal saludable4.

Tratamiento

Las recurrencias suelen ser frecuentes. Por norma general, es preferible el tratamiento tópico si las lesiones son localizadas y con poca sintomatología. No obstante, en algunas ocasiones puede estar indicado el tratamiento sistémico.

Tratamiento tópico

El tratamiento de elección se basa en el ácido fusídico, dos veces al día durante 2 semanas5 o la clindamicina al 1% en solución, dos o tres veces al día durante 1 o 2 semanas (grado de recomendación A). La eritromicina al 2% es una alternativa. Aunque se trata de una infección bacteriana, lo cierto es que algunos antifúngicos tópicos (oxiconazol, miconazol, tioconazol o econazol) pueden mejorar las lesiones.

Tratamiento sistémico

En pacientes con lesiones extensas, sintomáticas o con recurrencias tras tratamiento tópico.

Tratamiento de elección: eritromicina 500 mg/6 h durante 8-10 días.

Tratamiento alternativo: clindamicina 300 mg/8 h durante 5-10 días6. También sería efectivo el tratamiento con una dosis única de 1 g de claritromicina7.

Otros tratamientos

La terapia fotodinámica también se ha postulado como posible tratamiento, aunque su precio y logística hacen que no se plantee, al menos en nuestro ámbito, y para esta indicación7.

Pronóstico

Si no se trata, tiende a la persistencia indefinida. Respecto a la gravedad, puede presentar distintos grados8.

Agradecimientos

Por la ayuda recibida y la cesión de fotos a:

  • Alexandro Bonifaz y sus colaboradores Tejeda-Olan y Javier Araiza
  • Miquel Armengol
  • Blog Docencia rafalafena

Bibliografía

  1. Bonifaz A. Micología médica básica, 6.ª edición. Mc Graw Hill. 2020; Parte II. Cap.12
  2. Saavedra AP, Roh EK, Mikailov A. Fitzpatrick. Atlas de Dermatología Clínica, 9.ª edición. Mc Graw Hill. 2023. Parte III, Cap. 25
  3. Dermatoweb. Web docente de Dermatología. [Internet]. Accesible en: www.dermatoweb.net [Último acceso 10 de octubre de 2023]
  4. MedlinePlus. Eritrasma. [Internet]. Disponible en: MedlinePlus Enciclopedia Médica: Eritrasma https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001470.htm. [Último acceso 10 de octubre de 2023].
  5. Avci O, Tanyildizi T, Kusku E. A comparison between the effectiveness of erythromycin, single-dose clarithromycin and topical fusidic acid in the treatment of erythrasma. J Dermatolog Treat. 2013 Feb;24(1):70-74. doi: 10.3109/09546634.2011.594870.
  6. Fernández R, Serano C y Corral S, coords. Guía de Terapéutica Antimicrobiana del Área Aljarafe. [Internet]. 2.ª edición. 2012. Disponible en: https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_479_Antimicrobianos_Area-Aljarafe_2ed_2012.pdf. [Último acceso 10 de octubre de 2023].
  7. Dermapixel. Blog de dermatología cotidiana. Eritrasma: una bacteria fluorescente. [Internet]. Accesible en: https://www.dermapixel.com/search?q=eritrasma. [Último acceso 10 de octubre de 2023]
  8. Peñaloza-Martínez JA, López-Navarro A. Corinebacteriosis cutánea. Rev Centr Dermatol Pascua. 2001;3:141-6.

AMF 2024;20(4);219-221; ISSN (Papel): 1699-9029 I ISSN (Internet): 1885-2521

web.citacion

Pinto Pena L, Batalla Sales M. Eritrasma. AMF. 2024;20(4):219-221. DOI: 10.55783/AMF.200406

Comments

No comments