Power Point
Clinical case
Additional information
Videos
Uso adecuado de...

Web 2.0

Mireia Fàbregas Escurriola

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CAP La Marina. Barcelona

Mireia Fàbregas Escurriola

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CAP La Marina. Barcelona

Introducción

En este artículo no encontraréis las indicaciones exactas de cuándo usar una herramienta u otra, ni cómo interpretar los resultados de nada. Tampoco explico nada que sea comunicación con los pacientes.

 

Sí encontraréis una serie de herramientas web 2.0, escogidas personalmente después de varias ediciones de un curso que he dado a profesionales de Atención Primaria (AP). En esta dirección http://owora.blogspot.com/1 podéis acceder a los ejercicios del curso, si os apetece, después de que leáis en este artículo un poco sobre las herramientas que creo más interesantes para los profesionales de la AP, sobre todo para la docencia y la investigación, pero también para la vida en general.

 

Tampoco encontraréis mucha evidencia en este artículo. Ya que no pretende decir si es útil o no, lo tiene que decidir uno por su propia cuenta. Como quien decide si como agenda lleva su propia memoria, o una agenda de papel, o un smartphone, o el típico método mixto de imprimirse el calendario mensual del Google Calendar.

 

¿Qué es el web 2.0?

Ante todo, considerar que «el web 2.0, no es ninguna tecnología, sino una actitud»2, es una manera de hacer las cosas, ni buena ni mala; como todo, depende. Puede ser muy útil, pero también nos puede hacer perder mucho tiempo. Así que aconsejamos un uso responsable de estas herramientas.

 

El significado de «web 2.0» es inventado a modo de brainstorming por una serie de expertos3 que llegaron a la conclusión de que las herramientas web 2.0 debían tener una serie de características que describo a continuación brevemente. No debe tenerlas todas, con algunas ya basta.

 

Utiliza la web como plataforma

 

Cuando hablamos de web 2.0, en general nos referimos a páginas web, pero muchas veces son aplicaciones que requieren instalación en el ordenador u otros dispositivos. Son contenidos de bases de datos a los que podemos acceder desde diferentes plataformas.

 

No son webs estáticas, sino webs dinámicas y se actualizan constantemente. Estas webs dinámicas se crean a partir de bases de datos. Y, por tanto, no son webs planas, donde el contenido es un solo documento. Gracias a estas bases de datos que hay detrás, se pueden ir actualizando con uno o varios formatos.

 

La información va a buscar al usuario y no al revés. Esto lo veremos con los RSS, el Google Reader y los diferentes blogs a los que nos suscribiremos y veremos cómo va llegando la información.

 

Aprovecha la inteligencia colectiva

 

Los contenidos se van generando con un «modelo bazar», en contraposición al «modelo catedral». Las catedrales se construyen con alguien que mande y el resto trabajando de forma jerarquizada. En cambio, los bazares se van construyendo de forma cooperativa. Y lo más importante, todo el mundo vigila que no haya errores, ya que «dados suficientes ojos, todos los errores serán evidentes» y, por tanto, son mejores cuanta más gente los utiliza. En definitiva, que el contenido lo crean los usuarios, no hay una sola persona responsable de aquellos contenidos. La crítica aquí es que cualquiera puede escribir cualquier cosa y disminuir su fiabilidad; sí, es cierto, pero como en todas partes, ¿o no debemos ser críticos cuando miramos la tele o leemos cualquier papel escrito?

 

Esta inteligencia colectiva no solo crea estos contenidos, sino que los prioriza. Esto, entre otros algoritmos, lo utiliza Google a la hora de buscar. Cuantos más enlaces tenga una página web, más arriba la encontraremos en Google cuando la buscamos. Otra forma de priorizar la información es usar la actividad del usuario para producir una búsqueda con mejores resultados, como por ejemplo Amazon, que sabiendo qué buscas, qué compras y qué tienes, te hace recomendaciones de lo que podrías comprar, y muchas veces acierta.

 

La mayoría de los productos que han tenido éxito nunca se han anunciado. Se sabe que son los mejores por las recomendaciones que se propagan directamente de un usuario a otro de forma viral. ¿O habéis visto alguna vez algún anuncio de Google?

 

La folksonomía y los tags. La web 2.0 utiliza un estilo de clasificación colaborativo, en contraposición a la taxonomía. Cada contenido que se crea puede tener diferentes etiquetas, palabras clave o tags que el usuario pone libremente. Por ejemplo, esta foto (figura 1) de Flickr4.

 

Podría estar etiquetada por las siguientes etiquetas o tags: flower bee yellow, entre otras. En la taxonomía clásica, las etiquetas estarían previamente definidas (como en el MeSH del PubMed). El Youtube y el SlideShare usan este método para clasificar.

 

Están hechos con software libre, que también es colaborativo. Pero no profundizaremos aquí en este tema.

 

«Some rights reserved»

 

Esta frase, «algunos derechos reservados», popularizada por creative commons en contraposición a la frase típica de «todos los derechos reservados», significa que el contenido se puede utilizar y compartir siempre que se diga de quién es y que no sea con fines lucrativos.

 

¿Cuándo está indicado?

Las herramientas de web 2.0 pueden usarse o no. Usarlas implica hacer las cosas de forma diferente5. Nunca son necesarias, pero si se utilizan bien, pueden hacer nuestro trabajo más eficiente. Hay tantas herramientas como podamos imaginar. El caso es saber un poco las que existen y dónde están, para poder usar la más adecuada en el momento oportuno.

 

Intentaré concretar un poco. Podemos usar herramientas web 2.0 como profesionales de AP en situaciones como las siguientes:

• Organizar el trabajo en equipo.

• Organizar y realizar sesiones en los equipos.

• Contar al mundo lo que pensamos.

 

No explico todos los nombres de herramientas que veréis en el artículo. Solo tenéis que ir a Google6 y buscar el nombre, y muy gustosamente os dará toda la información que necesitéis... y más.

 

¿Cuáles son los datos que hay que valorar?

Es muy simple. Primero debes preguntarte qué quieres hacer; luego, ver las diferentes opciones de cómo hacerlo, y finalmente, escoger la opción que mejor se adapte a ti y a tu objetivo. A continuación intentaré seguir este esquema para dar ejemplos de diferentes herramientas web 2.0. Como he dicho en la introducción, podéis encontrar ejercicios prácticos de algunos de los ejemplos en esta web: http://owora.blogspot.com/1.

 

Google Reader

 

«Mi objetivo es mantenerme actualizado. De vez en cuando, navego por internet, voy de un sitio a otro. A veces encuentro algo interesante, pero no lo suelo compartir con nadie porque me da pereza.»

 

Solución web 2.0: usar Google Reader. Es una herramienta de Google, lo que significa que tienes que tener un usuario de Gmail (es gratis). Esta herramienta te permitirá suscribirte a los blogs que a veces consultas, a las revistas que más te interesen y todo te lo pondrá en una sola pantalla (figura 2). Ya no tendrás que ir a la información, la información vendrá a ti y estarás actualizado casi al instante. Con esta aplicación, también puedes compartir los artículos o posts que encuentres con tus compañeros con un solo clic.

Google Docs

 

«Estamos escribiendo un artículo entre seis autores. Nos hemos repartido los diferentes apartados. Yo soy el que coordina el proyecto, por la simple razón de que la última vez, según el parecer de los otros, lo hice muy bien. Pero no veas las horas que estuve. Y no escribiendo el artículo, que también, sino con correo arriba correo abajo, que te envío la última versión, pero que es mentira, que te envía la antepenúltima, donde tu ya habías hecho un montón de modificaciones.»

 

Solución web 2.0: usar Google Docs. Es una herramienta que nos permite crear o subir documentos de texto, hojas de cálculo, presentaciones de diapositivas, imágenes, vídeos y formularios. Los documentos que tengamos en el Docs estarán siempre en internet cuando los necesitemos. Nos permite compartir el documento con los seis autores e incluso los seis pueden estar trabajando al mismo tiempo en el mismo documento, cada uno en su casa, sin ningún problema. Esto quiere decir que solo tendremos una versión del documento y siempre la última. Y si alguien borra algo imprescindible, no hay problema: se guardan todas las versiones posibles, minuto a minuto, e incluso podréis ver quién es el culpable.

 

No os creáis que es fácil trabajar así. Hay gente que lo ha intentado y ha fracasado. Pero si lo consigues, es mucho más eficiente. Recomiendo que, antes de trabajar en un documento, se pacten unas normas de comportamiento. Algunas de las que yo recomiendo:

• Tener siempre un coordinador. Suele ser el que cree en el web 2.0.

• Mantener siempre el orden y formato del documento.

• Si modificas algo, que sea definitivo, no lo pintes en amarillo para que todo el mundo lo vea y luego tenga que venir alguien a borrarlo o a ponerlo como toca.

• Si tienes una duda, usa los comentarios.

• Está terminantemente prohibido descargarte el archivo y trabajar en local en tu ordenador y luego enviar una copia del documento por correo electrónico. Google Docs permite trabajar también off-line.

 

«En otro proyecto que tengo, debemos hacer una encuesta a 500 profesionales de AP. Tengo el formulario impreso, que ocupa 4 páginas. Lo que haré es ir equipo a equipo con los formularios en mano y entregarlos personalmente al director del equipo para que él se los dé a los profesionales y los contesten. Y otro día me pasaré a buscar los formularios rellenados, los pasaré a mano a la base de datos...»

 

Solución web 2.0: Google Forms (figura 3) te permite crear un formulario on-line, que puedes enviar por correo electrónico a los participantes, quienes rellenan la encuesta on-line, y a medida que la rellenan, los datos se van acumulando en una hoja de cálculo en el Google Docs, que vas a poder descargarte y analizar con el programa que habitualmente uses.

 

Otro tema diferente es si las personas que rellenan las encuestas on-line o escritas son diferentes o si tendremos un bajo índice de participación.

 

 

Calendar yDoodle

 

«Tengo que montar una reunión con los seis autores y me interesa que vengan la mayoría. Voy a enviar un correo con varias fechas a ver si encontramos un día y una hora en menos de 30 correos.»

 

Solución web 2.0: usar Doodle. Con esta herramienta, el que convoca la reunión envía varios días y horas para hacer la reunión. Entonces, cada uno de los invitados dice los días que puede. Finalmente, el que la convoca, decide cuándo se hace la reunión en función de la información obtenida.

 

En este caso está claro (figura 4): sería el miércoles, 26 de octubre, a las 16 horas.

 

«Este fin de semana, voy a convocar a los del trabajo para jugar un voley playa. A ver si somos suficientes. Voy a enviar un correo.»

 

Solución web 2.0: usar el Google Calendar. Se envía una convocatoria a todos los posibles jugadores, que deben decir si van, si no van o un puede que vayan. E incluso se pueden poner comentarios.

 

Aparte, Google Calendar puede ser un calendario personal, que se puede sincronizar con cualquier smartphone. También puede ser un calendario público o compartido. Por ejemplo, se podría compartir el calendario de sesiones del centro de salud con todos los interesados, que así tendrían la información actualizada al momento, en vez de tener que ir al corcho donde está el papelito.

 

 

PubMed

 

«En este proyecto de investigación, debo estar atento a las nuevas publicaciones sobre el tema. Cada mes, teóricamente, debo buscar los artículos nuevos que han salido y guardarlos en un documento en mi ordenador.»

 

Solución web 2.0: PubMed. Defines la búsqueda que quieres que se ejecute mensualmente, y te la envía al correo electrónico. Luego, puedes hacer pública la lista de artículos que te interese y compartirla, y estará visible para todos.

 

Wiki

 

Un o una wiki (del hawaiano wiki, «rápido») es un sitio web cuyas páginas pueden ser editadas por múltiples voluntarios a través del navegador web. Los usuarios pueden crear, modificar o borrar un mismo texto que comparten. Su contenido suele ser enciclopédico y nos servirá para hacer una primera aproximación a un tema que desconocemos7. De las wikis, la más famosa es Wikipedia, que tiene un portal de medicina8 bastante amplio. La mayor crítica a las wikis es su sistema de acumular el conocimiento. Y debo deciros que es igual de bueno o malo que el de una enciclopedia en papel9.

 

SlideShare yScribd

 

«Pasado mañana tengo una sesión clínica en el centro y no he empezado aún a prepararla. Creo que la anularé.»

 

Solución web 2.0: buscar en SlideShare o en Scribd alguna presentación de diapositivas que alguien ha tenido la bondad de compartir con el mundo y aprovecharla para no tener que anular la sesión clínica, que no queda bien.

 

Blogs

 

Para leerlos, es útil usar Google Reader (véase el apartado correspondiente más arriba).

 

Y si eres más de hacer que de leer y tienes la necesidad de contar las cosas, siempre puedes crear un blog con Blogger, WordPress o Tumblr.

 

Conclusión

 

Seguramente, aquí os he presentado menos de un 1% de todas las herramientas que existen (tabla 1), pero como os he dicho al principio, el web 2.0 no es una tecnología, sino una actitud. Si le veis alguna utilidad a todo esto, seguro que os espabilaréis para encontrar la herramienta que más se adapte a vuestras necesidades.

 

Bibliografía

  1. [email protected], Curs web 2.0. Consultado el 20/10/2011 en: http://owora.blogspot.com/search/label/curs%20web%202.0
  2. Ribes X. La Web 2.0. El valor de los metadatos y de la inteligencia colectiva. TELOS. Consultado el 20/10/2011 en: http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/telos/[email protected]=2&rev=73.htm
  3. Web 2.0. Wikipedia. Consultado el 20/10/2011 en: http://es.wikipedia.org/wiki/Web_2.0
  4. Frompandora. Bee on Yellow 1. Flickr. Consultado el 20/10/2011 en: http://www.flickr.com/photos/[email protected]/5990616636/sizes/m/in/photostream/
  5. Sala de lectura. Tus primeros pasos en la Web 2.0 o cómo y por qué empezar a hacer las cosas de otra forma. Consultado el 23/10/2011 en: http://elrincondesisifo.wordpress.com/2011/05/28/tus-primeros-pasos-en-la-web-2-0-o-como-y-porque-empezar-a-hacer-las-cosas-de-otra-forma/
  6. Google. http://www.google.es/
  7. Wiki, Wikipedia. Consultado el 22/10/2011 en: http://es.wikipedia.org/wiki/Wiki
  8. Portal de Medicina, Wikipedia. Consultado el 22/10/2011 en: http://en.wikipedia.org/wiki/Portal:Medicine
  9. Giles J. Internet encyclopaedias go head to head. Nature. 2005 Dec 15;438(7070):900-1.

Conflicto de intereses

Ninguno. Ni con Google.

AMF 2012; 8(2); ; ISSN (Papel): 1699-9029 I ISSN (Internet): 1885-2521

Comments

No comments