Power Point
Caso clínico
Ampliación de información
Vídeos
Editorial

La blogosfera. La importancia del blog como medio de información sanitaria

Juan V. Quintana Cerezal

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CS Elche-Dr. Sapena. Alicante Autor del blog. ¿Qué se cuece´ en AMF

Juan V. Quintana Cerezal

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria CS Elche-Dr. Sapena. Alicante Autor del blog. ¿Qué se cuece´ en AMF

Cuál es la relevancia de los blogs. Qué nos pueden aportar

Va»mos a intentar ofreceros lo mejor y más interesante del mundo sanitario digital.A «sí se presentaba el blog ¿Qué se cuece? el 10 de septiembre de 2011. Con él, AMF selecciona en abierto las novedades semanales que podemos encontrar en internet. Dirige la atención a la actualidad de las noticias y opiniones sanitarias y también a las novedades docentes e investigadoras que se publican en los centenares de blogs del entorno sanitario.

 

El proyecto comenzó para dar visibilidad a todos aquellos que participan en la libre creación y difusión de contenidos y, con el paso de los años, se ha convertido en una opción más para mantenerse actualizado; también en un recopilatorio de libre acceso al material de consulta que entre todos los profesionales han construido.

 

Orígenes de la blogosfera sanitaria

Los blogs sanitarios en España comenzaron a crecer al final de la primera década del siglo xxi, coincidiendo con el auge de las redes sociales (RRSS) y un acceso más fácil a internet desde los teléfonos móviles. Hospitales, centros de salud, servicios de salud y, sobre todo, profesionales individuales se sumaban a compartir información en la red.

 

Con un blog ya no se dependía de una publicación oficial para difundir conocimiento o para adquirirlo. Se contaba con profesionales de la salud que elaboraban contenidos, muchas veces basados en esas publicaciones oficiales y revisadas, y lectores que las difundían, comentaban y enriquecían. El conocimiento pasó de buscarse en los libros, revistas y congresos, a la red. En 2010 y 2011 se llegaron a realizar dos congresos de la blogosfera sanitaria. En ellos se desvirtualizaban aquellos autores que se habían convertido en líderes de opinión, se aprendía a publicar contenido de calidad, y se compartían iniciativas y proyectos.

 

En 2010 disponíamos de cerca de 300 referencias1 en el entorno sanitario. Estos blogs tenían mayor o menor relevancia y una periodicidad de publicación, temática e ideas dependientes exclusivamente del autor. Cabe destacar, entre ellos, algunos de los que siguen activos, como Primum non nocere, del doctor Rafa Bravo, decano de los blogs sanitarios en español; El supositorio, del doctor Vicente Baos; Salud con cosas, del economista de la salud Miguel Ángel Mañez y que llegó a publicar un post diario durante varios años; el blog del Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud (PAPPS), referente para iniciativas de prevención; Dermapixel, de la dermatóloga Rosa Taberner y que es de los más visitados; o Docencia Rafalafena, que ha sabido integrar la publicación de un blog con la labor docente de un centro de salud.

 

Importancia para Atención Primaria

A lo largo de estos años los blogs se han constituido como una fuente más de información. Cualquier persona puede suscribirse por correo electrónico o bien mediante un lector de RSS, como Feedly, Flipboard y otros, tenerlos entre los favoritos de su navegador de internet o seguir su perfil en RRSS.

 

Observamos una predominancia de autores profesionales de Atención Primaria, especialistas en Medicina Familiar y pediatras o farmacéuticos, sobre otras disciplinas. Quizá porque tengan más necesidad de comunicar a la población y a sus semejantes, fomentar los autocuidados y a los pacientes expertos, omásfacilidad de adaptarse al lector. Tres de cada cuatro usuarios se informan sobre salud en la red, y muestran un mayor grado de confianza hacia las publicaciones médicas, hecho que podría servir de acicate al uso de los blogs y las RRSS para transmitir información contrastada y luchar contra los bulos en la red.

 

Además de una fuente de información para los pacientes, también lo son para los profesionales. Los blogs son una muy buena opción para aprender de las sesiones clínicas de otros equipos, mantenerse informado de nuevas guías clínicas, iniciativas en otros lugares que poder replicar y adaptar al entorno propio y conocer opiniones de expertos. El profesional puede acudir a ellos para realizar una búsqueda bibliográfica, repasar revistas de sumarios o bien, de una manera más informal, para mantenerse actualizado con la lectura periódica o esporádica de los blogs que más le aportan.

 

Ayuda a la comunicación

En el siglo xx teníamos conocimiento de los autores a través de sus artículos científicos, entrevistas y ponencias en congresos. Con los blogs mantenemos una mayor cercanía. A través de los comentarios en sus entradas y en las RRSS, podemos conversar directamente con ellos, debatir sobre los temas que interesan, compartir artículos, algoritmos y guías relevantes y mejorar nuestros conocimientos. No hay que olvidar, sin embargo, los niveles de evidencia científica, en los que la opinión de expertos está en la parte más baja de la pirámide. Las conversaciones y opiniones han de servir para ahondar más en los temas de interés e ir también a la fuente de datos.

 

Aprendizaje inter pares

No es necesario ser un importante investigador para poner en marcha un blog. Simplemente, basta con tener una idea, un tema sobre el que hablar o difundir novedades, ganas de comunicar y estar dispuesto a conversar con los demás. Así, tenemos, por ejemplo, los que se nutren de los trabajos de investigación y las sesiones clínicas que realizan en su centro de trabajo, los que comentan y opinan sobre la situación sanitaria o aquellos que difunden y comentan las últimas guías o artículos, sirviendo de sinopsis a sus lectores.

 

Auge, declive y futuro de la blogosfera

Las RRSS supusieron facilidad y aumento de su difusión, aunque también han formado parte de la causa de su parcial declive. LinkedIn, creada en 2003, Twit­ter y Facebook, de acceso al gran público en 2006, WhatsApp (2009), Instagram (2010) o Telegram (2013) han sido los medios en los que el público se ha movido en estos años. Los autores de blogs han utilizado las RRSS para difundir sus artículos y opiniones y han sido el medio natural, más que la difusión por correo electrónico, para su reconocimiento.

 

Pero las RRSS también han participado del lento declive de los blogs. Si bien una parte fundamental de un blog es la sección de comentarios, actualmente esa parte es menos utilizada. El debate se ha trasladado a la red social en la que alguien ha compartido el enlace al contenido del blog. Esto no es negativo, si bien el esfuerzo que supone crear una entrada no se ve enriquecido por los lectores, pues dejan sus comentarios fuera del blog. Este se convierte así en el lugar donde el autor almacena su producción y puede consultarse algo más ordenadamente que en una red social. También participa del declive el que aquellos autores tienen ahora otras responsabilidades y que las nuevas tendencias van más por el consumo rápido de opiniones y enlaces que por la elaboración más o menos minuciosa de contenidos, con lo que ha disminuido el número de desarrolladores de contenidos.

 

Los lectores, en la última década, han ido trasladándose de los blogs a las RRSS. Y en estas, el 70% de los usuarios son meros espectadores, reciben información, escuchan podcasts, ven vídeos… Solo el 24% de los usuarios desarrollan contenidos en forma de blogs o vídeos, etc.

 

La presencia de los blogs ha ido decreciendo en los últimos años. Tomando como referencia el listado de acceso abierto de Aitor Guitarte en Somos Medicina2, el cual recoge más de 500 referencias en blogs de habla hispana desde 2010 hasta 2015, nos encontramos con que tan solo el 30-35% permanecen activos hoy en día. De esos, casi la mitad son gestionados por un único autor, un 30% pertenece a un colectivo, y el resto, a empresas que lo usan como servicio adicional a sus clientes. Quizá sea hora de hacer una actualización de los mismos incluyendo perfiles de microblog que publican solo en RRSS.

 

Para ampliar el espectro de blogs en la blogosfera sanitaria también puede accederse al listado publicado en la Sociedad Riojana de Medicina de Familia y Comunitaria (srmFYC) por José Luis Ponce3, M.ªTeresa Pérez Jiménez4 o en¿Qué se cuece?5, donde están clasificados por temáticas.

 

En cualquier caso, el conocimiento que atesora cada uno de los blogs, y que es de fácil búsqueda, no es comparable con una búsqueda en una red social. Los factores constancia y confianza en el autor siguen muy vivos, y además, todas las semanas hay algo que compartir.

 

Bibliografía

  1. José M. Morán. Blogosfera sanitaria: situación actual y ¿futuro? AISSMa.org [Sede web]. [Acceso el 8 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://aissma.blogspot.com/2010/06/blogosfera-sanitaria-situacion-actual-y.html
  2. Aitor Guitarte. SomosMedicina [Sede web]. Salud en Red: Lista de Blogs Sanitarios [acceso el 8 de septiembre de 2021]. Disponible en: http://buscador.somosmedicina.com/p/lista-de-blogs-sanitarios.html
  3. José Luis Ponce. La blogosfera sanitaria. srmfyc.es [Sede web]. [Actualizado el 19 de octubre de 2020; acceso el 8 de septiembre de 2021]. Disponible en: http://srmfyc.es/la-blogosfera-sanitaria/
  4. M.ª Teresa Pérez Jiménez. Blogosfera sanitaria. Teresaperez.net [Sede web]. [Actualizado el 10 de septiembre de 2019; acceso el 8 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://teresaperez.net/blogosfera-sanitaria/
  5. Juan V. Quintana. Blogs que seguimos. ¿Qué se cuece? amfsemfyc.wordpress.com [Sede web]. [acceso el 8 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://amfsemfyc.wordpress.com/blogs-de-referencia/

AMF 2021; 17(9); 492-493; ISSN (Papel): 1699-9029 I ISSN (Internet): 1885-2521

Comentarios

No hay comentarios