Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
Cruzando fronteras
Río de Janeiro
Enrique Álvarez Porta
Residente de 3.º año en Medicina Familiar y Comunitaria
UDMAFiC Palma de Mallorca
  Resultado: 
  2 votos

 

TARJETA DE EMBARQUE

Pasajero: Enrique Álvarez Porta (R3, MfyC).
Procedencia: Palma de Mallorca (PMI).
Destino: Río de Janeiro (GIG).
Fecha: Febrero-Marzo 2014.
Asiento: Clínica da Familia Santa Marta (Botafogo, Río de Janeiro).
Prioridad: Medicina Comunitaria.

 

La experiencia

El objetivo principal de mi rotación era conocer el funcionamiento de una medicina de familia basada en la atención comunitaria, así como el sistema sanitario en el que se desarrollaba.

 

Los médicos de familia en Río atienden a toda la población, incluidos niños y gestantes, y en su agenda los pacientes están citados cada 30 minutos, siendo mucho más frecuentes las asistencias «no programadas/urgentes», que completan la agenda hasta un total de aproximadamente 40 pacientes diarios. Además, se programan visitas domiciliarias de manera conjunta con los agentes comunitarios de salud (ACS).

 

Una tarde por semana se dedicaba de manera exclusiva a la docencia de residentes, organizando sesiones de revisión bibliográfica que les permitía mantenerse actualizados, y compartir las propias experiencias con los compañeros.

 

En cuanto a la relación con otros niveles asistenciales, los médicos de familia pueden realizar la derivación del paciente a un servicio hospitalario, y el director médico del centro de salud «gestiona» la solicitud, pudiendo remitirlo al hospital que el paciente prefiera (conociendo de antemano la lista de espera de cada uno de ellos).

 

Una de las principales características del sistema sanitario de Río, y más particularmente de la Clínica da Familia Santa Marta (teniendo en cuenta su población), es la mentalidad comunitaria que domina en cada actividad y asistencia realizada por todo el personal de la clínica. En este punto, aparece de manera más destacada la figura del ACS, auténtico protagonista de esta estructura.

 

Los ACS son trabajadores de la clínica, pero sobre todo son vecinos, amigos y confidentes. Son los auténticos «motores» de la medicina comunitaria, y realizan multitud de actividades y talleres (para gestantes, lactantes, padres, educación sexual, enfermedades infecciosas, costura, alimentación saludable, prevención de factores de riesgo cardiovascular, etc.).

 

Equipaje de regreso

Destacaría por encima de todo la figura de los ACS, un auténtico «ejército» al servicio de la comunidad, que favorece enormemente la asistencia sanitaria de manera global.

 

La mentalidad comunitaria de su Atención Primaria permite optimizar al máximo todos los recursos disponibles, viéndose beneficiados todos los protagonistas del sistema (pacientes y profesionales).

 

Las sesiones docentes son fantásticas. Revisar la teoría y poder compartir su aplicabilidad práctica con los tutores y compañeros es una gran herramienta docente.

 

El sistema de derivación a servicios hospitalarios es mucho más flexible, y permite una mejor adecuación a la necesidad del paciente (aunque para ello tengan que desplazarse más lejos).

 

Ojalá no se me borren nunca de la memoria las eternas conversaciones con mi tutor, el Pedro Medeiros Hakme, en las que se entregaba en cuerpo y alma para explicarme el complejo sistema sanitario brasileño; y los largos días de consulta compartiendo pacientes con mis compañeros residentes, Mauricio Pinheiro y Gustavo Hallal, que acababan, ya de noche, con el dulce sabor del açaí.

 

 

Favela y Clínica da Familia Santa Marta, Botafogo, Río de Janeiro.

 

Actividad comunitaria en la favela: profilaxis de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados. Reparto de preservativos durante el carnaval.

 

 

Puedes leer también en AMF las condiciones especiales en el país de destino en el artículo:

AMF 2016;12(9):1572 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521