Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
El reto de la imagen
Lo que el ojo no ve
Jorge González Losada
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Servicio de Urgencias Hospital Insular Nuestra Sra. de los Reyes. El Hierro. Santa Cruz de Tenerife
Yurena Castro García
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
CS Adeje. Santa Cruz de Tenerife
  Resultado: 
  4 votos

Juan es un paciente habitual de la consulta de Atención Primaria (AP), tiene 65 años de edad, presenta diabetes tipo 2 diagnosticada hace más de 10 años, en tratamiento con antidiabéticos orales, y una  analítica reciente con hemoglobina glucosilada (HbA1c) 8 %. Retinografía ambulatoria de hace más de 3 años valorada por el oftalmólogo y diagnosticado de retinopatía diabética no proliferativa leve. Además, presenta como antecedentes personales sobrepeso e hipertensión arterial (HTA) en tratamiento con inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina (IECA) con buen control de sus cifras tensionales.

 

Acude a su consulta para el control de las patologías descritas. Usted valora la historia clínica y solicita una nueva retinografía ambulatoria de control y le da cita programada para enfermería.

 

1. ¿Cuándo se debe solicitar una nueva retinografía ambulatoria en este paciente?

a.      No es necesario solicitar una nueva retinografía.

b.      Al tener una retinografía de más de 1 año con retinopatía diabética no proliferativa leve se debe solicitar una nueva

c.      Se debe solicitar cada 2 años.

d.      Se tenía que haber solicitado a los 6 meses de la previa.

Respuesta correcta

 

 

2. ¿Qué lesiones se observan en la retinografía?

a.     No se observan lesiones.

b.     Solo se observan exudados duros aislados.

c.     Se observan exudados algodonosos, microaneurismas y microhemorragias.

d.     Se observa hemorragia extensa.

 

Respuesta correcta  / Ver retinografía

 

 

3. ¿Qué tipo de retinopatía presenta este paciente?

a.      Retinopatía diabética no proliferativa leve.

b.      Retinopatía diabética no proliferativa moderada.

c.      Retinopatía diabética no proliferativa severa.

d.      Retinopatía diabética proliferativa.

 

Respuesta correcta

 

Resumen

La retinopatía diabética es una de las complicaciones crónicas de la diabetes mellitus más frecuentes en AP y una de las principales causas de ceguera. La presencia de niveles alterados de glucemia en sangre durante años condiciona alteraciones en los vasos sanguíneos de la retina. Esta patología puede evolucionar a lo largo de los años sin que los pacientes presenten síntomas.

 

El diagnóstico se realiza mediante un examen de fondo de ojo donde puede observarse la existencia o no de alteraciones retinianas. Es una herramienta económica y sencilla que permite al médico de AP detectar precozmente las lesiones elementales y actuar en consecuencia.

 

En el paciente de este caso, la presencia de diabetes mellitus de 10 años de duración con mal control metabólico sin la realización de retinografías en los períodos fijados dio lugar a una evolución más rápida de su retinopatía diabética. Por lo mismo, es necesario hacer hincapié en conseguir un adecuado control glucémico y en realizar retinografías a los pacientes diabéticos para prevenir o la evolución de dicha patología o retrasarla.

 

Bibliografía

  1. Bonafonte S. Retinopatía diabética. 2.ª edición. Madrid: Elsevier, 2006.
  2. Cano-Pérez JF, Franch J, y miembros de los grupos de la redGDPS de España. Guía de la diabetes tipo 2. 5.ª edición. Madrid: Elsevier, 2011.

AMFj2013;2(1):5
AMF 2013;9(1):1697 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521