Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
Artículo especial
Nuevos retos, nuevas propuestas
Salvador Tranche Iparraguirre
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
Presidente de la semFYC
  Resultado: 
  5 votos

 

En el Congreso celebrado en A Coruña hace apenas unos meses, la asamblea de socios y socias eligió un nuevo equipo para formar la Junta Permanente de la semFYC, que tengo el privilegio y la responsabilidad de presidir. Las iniciativas que desde esta nueva Junta queremos desarrollar en los próximos años tienen, sin ninguna duda, una parte continuista, como la de mantener las acciones contra la exclusión sanitaria, que seguiremos denunciando a pesar de la reciente sentencia del Tribunal Constitucional; los proyectos participativos que con notable éxito se han ido poniendo en marcha y continuarán en el futuro, como son el nuevo modelo de congresos, la página web de la Sociedad o el Código Ético; o la culminación del nacimiento y puesta en marcha de la Academia de Medicina de Familia con las otras Sociedades de Medicina de Familia y Atención Primaria. Y no nos vamos a cansar de seguir proponiendo medidas revitalizadoras de la Atención Primaria, eso sí, huyendo del discurso lastimero y negativo de los últimos años (puedes ver el programa completo de la nueva Junta Permanente aquí: https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2016/06/massemFYC.pdf). Pero si se me pide que condense en una sola palabra el elemento esencial que comparten las propuestas más novedosas que hemos incorporado al programa, me atrevería a decir que esa palabra es «personalización».

 

Queremos mirar hacia el día a día del médico de familia allí donde desempeñe su actividad profesional, sea un centro de salud, una unidad docente, un servicio de urgencias, una dirección asistencial, una mutua, etc., y «personalizar» propuestas que potencien lo que debe hacer diariamente, como mejorar su capacidad de resolución, dar acceso a las pruebas complementarias, etc., y que le ayuden a conocer lo que no debe hacer (recomendaciones No Hacer en Atención Primaria, en Urgencias, etc.). Queremos personalizar un catálogo formativo según el perfil profesional, pues no tiene las mismas necesidades un médico de familia que desempeña su actividad en un centro de salud, que el que lo hace en un servicio de urgencias hospitalario, en una unidad de cuidados paliativos, el residente, el que trabaja como técnico de salud o el que es docente en la universidad.

 

También vamos a personalizar los intereses en investigación estableciendo una red de investigadores, o compañeros de viaje, a los que podamos ofertar apoyo metodológico, formativo o acceso e incorporación a líneas de investigación. En realidad, no estamos haciendo otra cosa que poner en valor el hecho de ser socio o socia de la semFYC.

 

Decía G. E. Marshall (1880-1959) que «los pequeños actos que se ejecutan son mejores que todos aquellos grandes que se planean». Por eso, ponemos en marcha tres pequeños actos que para mí y para la Junta Permanente son muy importantes: el primero de ellos, la creación de una vocalía de atención al socio/a, que elabore y coordine iniciativas y propuestas dirigidas a la masa social de la entidad; la segunda, la realización, en el plazo de algunas semanas, de un estudio cualitativo sobre las necesidades, inquietudes e intereses de las personas asociadas a la semFYC, que nos permita segmentar e individualizar la oferta de servicios; y la tercera, la puesta en marcha en esta revista de una iniciativa que se titula «AMFsocios». Se trata de un conjunto de secciones totalmente abiertas a todas las personas asociadas a la semFYC y que se ofrece como un servicio más hacia la masa social de la entidad y a sus sociedades federadas, y cuyos únicos requisitos son estar vinculado a la semFYC (en la Sociedad Federada correspondiente) y registrarse en la revista.

 

Los contenidos de AMFsocios son muy variados e incluirán secciones como Actualizaciones, Novedades en…, Más que 1.000 palabras, Más fármacos o Son cinco minutos. Una parte muy importante estará escrita y protagonizada por los residentes y entre sus apartados quisiera destacar: El reto de la imagen, La pregunta clínica, Aprender errando, El relato o Cruzando fronteras, entre otros.

 

Los valores de AMF son los valores de semFYC y son bien conocidos: rigor, transparencia, respeto a la diversidad… De todos ellos quisiera destacar dos: por un lado, la innovación constante que se hace en la revista y en el programa formativo de AMF, incorporando nuevos contenidos y puntos de vista y por otro, el compromiso con los suscriptores, por supuesto y ahora más que nunca, también con los socios y socias de nuestra Sociedad.

 

Nada de esto sería posible sin el trabajo y esfuerzo de muchas personas (director, Comité Directivo, Comité Editorial y Comité de Redacción, autores, semFYC Congresos y Ediciones, etc.), que han logrado que el Programa formativo AMF sea, no un proyecto, sino una realidad ya consolidada y líder en la formación de la medicina de familia en España. Les traslado a todos ellos y ellas, en mi nombre y en el de la Junta Permanente de semFYC, nuestro reconocimiento y gratitud.

 

Felicito a la semFYC y al Comité de Redacción de AMF por esta nueva y refrescante iniciativa. He de reconocer que estoy expectante por leer este número y espero y deseo que tú también.

AMF 2016;12(8):1909 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521