Secciones  
  Material adicional  
  Acerca de  
Paso a paso
Intervención del frenillo corto
Francisco Javier Maestro Saavedra
Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria
CS de Elviña. A Coruña (EOXI A Coruña)
Miembro del GdT de Cirugía Menor y Dermatología de la semFYC
Carla Blanco Vázquez
Residente de Medicina Familiar y Comunitaria
CS de Elviña. A Coruña (EOXI A Coruña)
Alain García de Castro
Residente de Medicina Familiar y Comunitaria
CS de Elviña. A Coruña
  Resultado: 
  1 voto
Ver el artículo en PDF Ver el artículo en PDF Ver el artículo en PDF

Introducción

El frenillo es un pequeño repliegue mucoso de tejido elástico situado debajo del glande que conecta este con la mucosa del pene en la zona inferior del prepucio. Suele tener forma de V, aunque las morfologías son múltiples. Se suele intervenir cuando dificulta los movimientos del prepucio, limitando, incurvando o dificultando el movimiento de retracción de la piel prepucial, en el momento de la erección. En algunos casos se puede desgarrar, y dar lugar a una hemorragia importante.

 

Esta técnica es muy selectiva y presenta un cierto grado de dificultad por lo que se debe aprender con referentes profesionales, médicos de familia, urólogos o dermatólogos, que la dominen para poder aplicarla posteriormente en el centro de salud.

 

Indicación de la técnica

Se debe realizar cuando existen problemas estéticos, interferencia en los movimientos del prepucio, dificultad para el coito y riesgo de desagarro, y cuando representa un obstáculo para realizar una correcta higiene.

 

Tipo de intervención

La operación del frenillo corto es una intervención plástica muy sencilla, que se realiza con anestesia local y presenta poca morbilidad posterior.

 

El tiempo que se tarda en llevar a cabo la técnica varía según diferentes variables, como las variantes anatómicas del frenillo, la experiencia del médico, etc., pero como término medio se emplean entre 20 y 30 minutos.

 

Materiales necesarios (figura 1)

  • Guantes estériles.
  • Gasas.
  • Paños estériles fenestrados.
  • Clorhexidina o povidona yodada en líquido u crema.
  • Apósitos impregnados en elementos grasos y cicatrizantes.
  • Jeringas y agujas para infiltración anestésica (jeringa de insulina).
  • Anestesia local con mepivacaína o lidocaína al 1-2%.
  • Mango del n.o 3 y hoja de bisturí de los n.o 10 o 15.
  • Portagujas pequeño o mosquito.
  • Pinzas de disección.
  • Tijeras.
  • Sutura reabsorbible de 3/0 o 4/0.

 

Procedimiento

Se debe solicitar al paciente el consentimiento informado tras explicarle la técnica y las alternativas.

 

Este debe incluir:

  • Información clara y comprensible, que debe abarcar los siguientes puntos:
    • Explicación sencilla de la técnica, procedimiento, tratamiento que se va a hacer y de sus objetivos, forma de realización, duración, etc.
    • Riesgos típicos frecuentes e infrecuentes pero graves, riesgos personalizados, efectos secundarios po­sibles o molestias que pueda causarle.
    • Beneficios esperados y expresión de que estos superan los riesgos posibles.
    • Existencia o no de procedimientos alternativos.
    • Los datos ofrecidos en la información es deseable que se basen en la experiencia del servicio. Los datos generales o de revisión son una información de apoyo.
    • Constancia de la disponibilidad para ampliar la información cuando lo desee. Comunicación de que el paciente puede retirar su decisión en cualquier momento.
  • Se realiza la limpieza quirúrgica de la zona (pene) con povidona yodada líquida y se coloca un campo estéril con paños fenestrados.
  • Se tensa el prepucio y se visualiza el problema del frenillo (figura 2).
  • Se infiltra el anestésico local con una jeringa de insulina en toda la longitud del frenillo (figura 3).
  • Se colocan puntos de fijación en la parte proximal y distal del frenillo, con ligadura (figura 4).
  • Se secciona transversalmente el frenillo con el bisturí para liberar la retracción (figura 5).
  • Posteriormente, se hace una sutura superficial, longitudinal, con puntos simples (figura 6).
  • La cura inicial se realiza con povidona yodada en crema, apósitos impregnados en elementos grasos y cicatrizantes, para curar perfectamente y evitar adherencias en la zona de la cicatriz (figura 7).
  • La cara dorsal del pene se sujeta, de manera que quede elevado y fijado a la zona pubiana (figura 8). El paciente debe usar calzoncillos ajustados.

 

 

Cuidados posteriores a la cirugía

  • Curas diarias los primeros días con el mismo material de la cura inicial tras la limpieza de la herida con agua y jabón.
  • Analgesia habitual en caso de dolor.
  • Revisión de la herida a los 7 días (figura 9).

 

Complicaciones tras la intervención del frenillo corto

  • Dolor. Suele ser habitual la presencia de dolor tras la intervención debido a la propia técnica. Se debe prescribir una pauta antiálgica con terapia analgésica clásica, adaptándola secuencialmente a la intensidad del dolor.
  • Hemorragia. Como en todas las intervenciones quirúrgicas existe el riesgo de sangrado, de características leves. Para evitarlo o reducirlo, suelen ser suficientes las curas con apósitos a las que se somete el paciente.
  • Hematomas. Secundarios a la manipulación quirúrgica.
  • Infección de la herida. Al menos una vez al día, el paciente debe lavar la zona de cicatrización con agua y jabón, y secarla y cubrirla con apósitos o gasas para evitar la fricción con la zona (ropa o piel) y la posibilidad de infección.
  • Parafimosis.

 

En el caso de que estas complicaciones se prolonguen en el tiempo, el paciente deberá contactar con su médico de familia que valorará su derivación.

 

Recomendaciones

La zona afectada por la intervención suele quedar muy sensible, por lo que el paciente deberá evitar erecciones los días posteriores a la intervención mientras la herida quirúrgica esté en proceso de cicatrización.

 

También deben evitarse las relaciones sexuales durante el período de cicatrización, de al menos 1 mes, por la misma razón, y teniendo en cuenta la variabilidad individual de estos períodos.

 

Bibliografía

  1. Gobierno de La Rioja. Rioja Salud. Elaboración del Consentimiento informado. Disponible en: https://www.riojasalud.es/profesionales/comite-asistencial-de-etica/849-elaboracion-del-consentimiento-informado
  2. Rial Rama F. Técnicas quirúrgicas sobre frenillo corto. Sesiones clínicas del Centro de Salud de Elviña, A Coruña. 2015.
  3. Martín JC, Martín F, Gómez HJM, Pérez P. Tratamiento del frenillo corto. Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia. Madrid: Jarpyo Editores SA. 2006. pp. 719-22.
AMF 2019;15(7):411-413 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521